• Lactancia Materna: El MAGICO NECTAR - 05-08-2016

  • Lactancia Materna:

     El MAGICO NECTAR

    Son por todos conocidos las virtudes de la leche materna para la alimentación del bebé desde el mismo momento de nacer. Pero lo que pocos saben es que, además de proporcionar defensas para el organismo infantil, la lactancia tiene también acción inmunológica en el aspecto afectivo.

    La lactancia crea un vínculo de maravillosas posibilidades entre madre e hijo, una relación de amor, de enriquecimiento mutuo, porque es un canal de diálogo entre ambos. Primero el vínculo será mamá-bebé, luego mamá-bebé-papá y demás miembros de la familia. Y así se irán dando experiencias enriquecedoras de vinculos que se suceden a lo largo de toda la vida La palabra vínculo encierra entonces, toda la historia de la vida de una persona en relación con los demás.

    Las primeras experiencias vinculares –gestación e infancia- dejan huellas que se proyectarán en la vida de cada uno con singular fuerza. Cada ser humano lleva en sí una sucesión de experiencias vividas intensamente desde la concepción. Hablar de vínculo como algo que comienza en el nacimiento, sería negar todas las riquísimas experiencias previas de la madre y el hijo durante la gestación. Cuando la mujer tiene un hijo, el ya la conoce, porque estuvo viviendo en su interior, entonces reconoce su olor, sus ruidos, sus latidos, su calor. En definitiva, amamantar es una experiencia mágica.